Retinopatía Diabética​

retinopatia no proliferativa
exudados
retinopatía
fases retinopatia

Retinopatía Diabética

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes,  y produce daños a los vasos sanguíneos de la retina. La retina es el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo y le permite ver detalles finos.

Esta anomalía es la causa más común de ceguera irreversible en el mundo en personas en edad de trabajar. Así mismo, la retinopatía ocurre en más de la mitad de las personas que desarrollan diabetes.

Síntomas

Es posible tener retinopatía diabética durante mucho tiempo sin darse cuenta de algún síntoma, hasta que se produce un daño sustancial. Los síntomas de esta patología pueden aparecer en uno o ambos ojos.Los síntomas pueden incluir:

  • Visión borrosa o doble
  • Dificultad para leer
  • La aparición de manchas, comúnmente llamadas “flotadores”, en su visión
  • Una sombra en todo el campo de visión.
  • Dolor o presión en los ojos
  • Dificultad con la percepción del color.

Causas de la Retinopatía Diabética

La causa principal de la retinopatía diabética es la DIABETES. La diabetes es  una enfermedad caracterizada por niveles altos de glucosa (azúcar) en la sangre. Los niveles elevados de azúcar producidos por la diabetes,  pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos que nutren a la retina y, en algunos casos terminan bloqueándolos por completo.

Cuando los vasos sanguíneos dañados pierden líquido en la retina, se produce una afección conocida como edema macular diabético que causa hinchazón en la parte central de la retina  llamada mácula. La mácula se encarga de la visión nítida y es necesaria para leer, y reconocer los rostros.

Factores de Riesgo

Cualquier persona que tenga diabetes tiene riesgo de desarrollar esta enfermedad diabética. Factores adicionales pueden aumentar el riesgo:
  • Duración de la enfermedad: cuanto más tiempo una persona tiene diabetes, mayor es el riesgo de desarrollar retinopatía diabética.
  • Mal control de los niveles de azúcar en la sangre a lo largo del tiempo.
  • Presión arterial alta
  • Niveles altos de colesterol
  • El embarazo

Pruebas de Diagnostico

La mejor manera de diagnosticar esta anomalía, es mediante un examen de ojo dilatado. Durante este examen, el médico coloca gotas en los ojos para hacer que las pupilas se dilaten (se abran ampliamente) para permitir una mejor vista del interior del ojo, especialmente del tejido retiniano.

Además de este examen, los médicos usan otras pruebas para detectar y controlar la retinopatía diabética:

  • Tomografía de coherencia óptica (OCT, por sus siglas en inglés)
  • Fotografías del fondo de ojo (Retinografía)
  • Angiografía con fluoresceína (FA).

Con los exámenes adecuados, esta patología puede detectarse antes de que comience la pérdida de la visión. Si su médico detecta signos de retinopatía diabética, determinará con qué frecuencia se requerirán exámenes de seguimiento para detectar cambios que requieran tratamiento.

Tratamiento y pronóstico

Hay muchos tratamientos aprobados para esta enfermedad, que incluyen:
  • Inyecciones intravítreas (Pequeñas inyecciones dentro del ojo)
  • Tratamientos con láser (Fotocoagulación láser) y
  • Cirugía de vítreo y retina.

Estos procedimientos se pueden realizar en un centro especializado u hospital para prevenir, tratar o revertir el daño causado por la diabetes en la retina.

Prevención

Los pacientes con diabetes a menudo preguntan: “¿Hay algo que pueda hacer para evitar la retinopatía diabética o para prevenir o tratar la pérdida de la visión una vez que ocurre?” Si tiene diabetes, se recomienda lo siguiente:
  • Tome sus medicamentos según lo prescrito por su médico.
  • Alcanzar y mantener un peso saludable.
  • Añade actividad física a tu día.
  • Controle: Glucosa, presión arterial y colesterol
  • Dejar el hábito de fumar
  • Los exámenes de fondo de ojo de manera regular, reducen el riesgo de desarrollar complicaciones más graves de la enfermedad.

Es muy importante que los pacientes diabéticos mantengan un programa de examen ocular establecido por su especialista en retina. La frecuencia con la que se necesita un examen depende de la gravedad de su enfermedad. A través de la detección temprana, el especialista en retina puede comenzar un régimen de tratamiento para ayudar a prevenir la pérdida de visión en casi todos los pacientes y preservar las actividades que más disfruta.

telefono

Cuéntenos su caso

(+51) 985 419 421
(01) 735 1471

El diagnóstico oportuno, permitirá mejores resultados en su tratamiento

Servicios

evaluacion oftalmologica
Segunda Opinión

Cuando le han diagnosticado una enfermedad en la retina o la mácula, asumir el diagnóstico y elegir un tratamiento puede ser dificultoso.

diagnosticos
Exámenes de Diagnósticos

Estos exámenes son métodos complementarios para diagnosticar enfermedades en la Retina el Vítreo y la Mácula.

cirugia ocular
Cirugía

La cirugía de Retina y Mácula se ha desarrollado enormemente a partir del uso de equipos especializados, principalmente por...

preocedimientos
Procedimientos

Se realizan todos los procedimientos con la intención de mejorar la visión en enfermedades de la Retina y Mácula.